En caso de siniestros llama al

¿Olvidaste las Llaves?

Aceptémoslo, la mayoría de nosotros no forma parte de ese casi inexistente, y muy antipático, segmento de la población que piensa en todos los riesgos antes de que sucedan; esos precavidos sabelotodo que consideran indispensable llevar consigo una navaja suiza, conseguir un cargador portátil para el celular, o dejar una copia de las llaves con la vecina Conchita, solo “por si acaso”. Y justamente por no pensar así es que tarde o temprano nos vemos “atrapados” fuera de nuestro propio hogar sin saber qué hacer o quién acudir por ayuda.

Aquella peligrosa oficina

Existen ciertas situaciones y ciertos lugares que relacionamos más con un accidente, y es poco factible que la oficina sea uno de ellos. Al pensar en la probabilidad de sufrir un imprevisto es normal que venga a nuestra mente un siniestro en la carretera, una caída en bicicleta, un corte a causa de un vaso roto, pero nada relacionado con el trabajo.

Incluso si hablamos específicamente de accidentes laborales, casi siempre pensamos en sectores como la industria o la construcción, donde las herramientas corto-punzantes, los objetos que caen del “cielo”, la maquinaria pesada y las personas que cuelgan de cuerdas y escaleras, están a la orden del día. Nunca consideramos a la oficina como un lugar con potenciales peligros… probablemente porque a grandes rasgos la vemos como aquel sitio donde nos sentamos frente al computador 40 horas a la semana, y eso no puede ser riesgoso, ¿cierto?

Las Probabilidades de Morir

Te encuentras revisando el teléfono mientras esperas el despegue de tu vuelo (o si eres de aquellos tradicionales en peligro de extinción, leyendo el periódico). De repente escuchas en los parlantes la no tan clara pero inconfundible instrucción de abrocharse los cinturones y poner los asientos en posición vertical. Si no lo pensaste antes, quizá en el trayecto hacia el aeropuerto o en la fila del embarque, este es el momento preciso en que se cuela en tu cabeza la fatídica imagen de tu avión estrellándose en medio del océano. Da igual si estás viajando a Miami o “ida por vuelta” a Cuenca sin que existan más que un par de charcos en el trayecto; el miedo a la probabilidad de morir es lo que cuenta en esta situación.

Snacks para la oficina

Si alguna vez te has preocupado por tu peso, tus medidas o tu salud en general, sabes que en lugar de realizar tres grandes comidas, lo más recomendable es ingerir alimentos varias veces durante del día.

Transparencia

Información Financiera

  • 2013 Descargar
  • 2014 Descargar
  • 2015 Descargar
  • 2016 Descargar
  • 2017 Descargar

Gobierno Corporativo

Recursos Humanos

Siniestros Pagados

Informes de Gestión