Una costumbre muy difundida entre las empresas ecuatorianas es enviar regalos de Navidad a sus clientes más especiales y a sus socios estratégicos, pero en el 2016 Liberty Seguros rompió esta tradición, y por un excelente motivo.

En esta ocasión, el presupuesto asignado a la compra y despacho de los detalles navideños fue destinado a la organización de un especial agasajo para los ex albergados de la Red de Ayuda “Comparte Ecuador”: el primer campamento que se levantó en la localidad de Canoa para socorrer a los damnificados del terremoto del 16 de abril.

Aunque actualmente muchas de estas personas han sido reubicadas a campamentos del Estado, y otras tantas regresaron a vivir en carpas dentro de sus propiedades, todas recibieron una invitación para el almuerzo navideño organizado por Liberty Seguros el pasado 15 de diciembre. Este evento especial contó con la asistencia de 220 adultos y niños damnificados que pudieron disfrutar de los tradicionales festejos decembrinos: la alegría de decorar un árbol, la sorpresa de abrir regalos, y por supuesto, el placer de un delicioso pavo navideño.

Un fotógrafo profesional capturó los momentos más emotivos del evento para inmortalizarlos en un pequeño libro de recuerdos que próximamente será entregado a todos los intermediarios de Liberty: un detalle que pretende conmemorar la Navidad en que el regalo más especial fue aportar para que los más necesitados disfruten de una verdadera Navidad.